consejos

De todas partes del mundo, miles de personas hacen el camino de Santiago. Jóvenes y mayores. Caminando, en bicicleta o incluso a caballo. Unos toman todo el tiempo del mundo y otros están obligados a determinados periodos. Muchos buscan la simplicidad y compañía de los albergues, para otros la comodidad y la privacidad es importante.
Por ello, los preparativos serán para cada uno diferentes. Por supuesto tiene que ver mucho con tu experiencia y condición física y con el periodo en el que vas a realizarlo (al principio de la primavera y en el otoño necesitas más equipaje para el frio) y también con la ruta que has elegido (una ruta puede ofrecer más infraestructuras que otras).


Otra cosa: Para mucho peregrinos el Camino es una aventura apasionante pero la tentación es grande de no perder “el control  de lo conocido”:

  • con pesadas mochilas y bolsas de bicicleta, llenas de “seguridades”,
  • con transportes para equipajes y taxis para omitir obstáculos difíciles,
  • con muchas llamadas y correos electrónicos para no perder la seguridad de lo conocido,
  • querer planearlo todo para no entregarse a lo desconocido,
  • buscar anteriormente y durante días soluciones en internet a problemas que en la realidad casi nunca suceden o se solucionan por si solas.
Por supuesto puede haber muy buenas razones para usar estos medios. Lo que para uno es un enorme reto, para otro es lo más simple del mundo. Hay peregrinos que no han salido nunca de su casa y otros ejercen todos los años como guías de montaña en el Mont Blanc. También los hay que se acaban de recuperar de una grave enfermedad y otros están en el mejor momento de su vida.
Pero el reto para todos nosotros está claro: atrévete con esta aventura, intenta ver los obstáculos como una oportunidad de desarrollo y sabiendo que recibirás ayuda. ¡Confía en aquello y… en ti mismo!
Quizás, por lo mencionado, es mejor que vayas al encuentro de esta aventura lo más abierto posible. Que tomes nuestros consejos por lo que son, que cierres ahora tu ordenador y que empieces el camino…
 
Si de todas maneras deseas algunos consejos prácticos, encontrarás aquí > al lado una lista de preguntas que a menudo nos son presentadas en nuestro albergue (o al hacer la reserva) y nuestras contestaciones sobre ellas. Una parte son datos concretos y otra son nuestras apreciaciones.
Puedes también preguntar alguna vez en los foros de peregrinos o a voluntarios de organizaciones de los mismos: ver > al lado.
Pero... haz tu propia elección. ¡Es tu camino!