nuestro albergue

 

“beilari” es...

   ... un albergue para los peregrinos, 
   ... que presta hospitalidad y refugio
   ... dentro de una tradición de sencillez y calidad.
   ... Un refugio en el Espíritu del Camino
   ...
 hacia Santiago de Compostela ...

 

El albergue está al pie de los Pirineos, dentro de las murallas de Saint-Jean-Pied-de-Port, en la calle histórica; rue de la Citadelle. 
Se supone que nuestra casa fue construida al final de la Edad Media. Es una casa típicamente vasca con muros gruesos, suelos de madera, una escalera muy grande, y de colores tradicionales; rojo y blanco. Estamos orgullosos de llevar un albergue en una casa tan bonita. 


La casa tiene cuatro habitaciones sencillas y de ambiente familiar. Hay dos habitaciones con tres camas y dos habitaciones con cuatro, o sea un total de 14 camas. 
Abajo hay una cocina, una pequeña sala de estar y la terraza donde puede descansar y encontrar otros huéspedes. Hay un segundo patio en el jardín detrás de la casa, con vistas al pueblo y a las montañas. Ahí está  nuestra  “casita de inspiración”.
Para momentos tranquilos o lluviosos puede utilizar la biblioteca y juegos familiares. 
Por supuesto hay instalaciones sanitarias sencillas, dos duchas de agua caliente y un lugar para lavar su ropa (a mano), centrifugar y secar. Los ciclistas pueden dejar la bicicleta en el patio.


En nuestra casa usted no sólo puede alojarse, sino también disfrutar de una cena con un menú de tres platos en compañía muy internacional. Por la mañana, preparamos un desayuno  y, si quiere, un bocadillo  apropiado a la siguiente etapa.

 

Tras un largo viaje : Si llegas de lejos o de muy lejos, después de haber  transitado aviones, trenes, autobuses y taxis, te proponemos que descanses en Beilari antes de ponerte a caminar. Te ofrecemos la posibilidad de pasar dos noches para cambiar el ritmo y poder así salir al monte en condiciones de disfrutar plenamente la belleza y el esplendor de tu primera etapa.

En caso de enfermedad o lesión tambien puede quedarse dos noches en el albergue. Por supuesto!